miércoles, 7 de noviembre de 2012

Un Café Frío




Más allá de que se juntaban para hablar un poco, cada vez los silencios eran más largos y menos incómodos.
–¿Qué es lo que te desvela?
“Que pregunta”, se dijo mientras miraba como la espuma del café giraba en sentido de las agujas del reloj impulsada por la cucharita danzante en su mano derecha. Tardó en contestar, por nada en particular, su mente estaba totalmente en blanco.
–La vida –dijo sin levantar la vista.
–Una respuesta como un abismo –trató de bromear su compañero de mesa.
–Ni más ni menos, la vida es como un abismo lleno de cosas que se instalan en un tiempo en particular, pero nada detiene la caída.
–Prefiero verlo como una escalada.
–Cada uno lo ve como lo vive. Vos escalas porque vivís abajo, yo caigo.
–Vos no tenés una mala vida, nunca la tuviste.
–Mejor que unos, peor que otros –dijo guiñando un ojo. –Nos conocemos de siempre, vivimos vidas distintas, si es que le podemos llamar vida.
–No te me pongas dramático. Somos de mundos distintos, uno de un lado, el otro en el otro; pero tenemos eso en común..
–Mundos distintos –repitió en un suspiro. –Cansa un poco, la monotonía quizá. Ya es todo previsible.
–Pensá primero como era cuando arrancamos y como es la cosa ahora. Totalmente distinto, no veo la monotonía.
–Vos lo ves siempre así, lo tuyo es más fácil.
–Nunca más equivocado en tu selección de palabras mi amigo blanco. Lo mío es lo más difícil, mucho más ahora que al principio. Demasiada tecnología no me ayuda para nada. –hizo una pausa, miró a su compañero todavía revolviendo el café.
–Dejá quieto eso y tomátelo, se te va a enfriar –le dijo rascándose la Trinidad obligando al ojo a cerrarse un instante.
–Mejor, una vez que nos encontramos acá, prefiero tomarlo frío. Allá abajo todo es caliente.
Se tomo el café frío de un solo trago, sonrió forzosamente y se levantó en silencio. Tomó el tridente que estaba apoyado a la ventana y volvió a guiñarle un ojo.
–Nos vemos en un par de años, me hace bien charlar con vos, es mejor que los psicoanalistas que me tocan, uno más pirado que el otro.
–No te hagas drama, hablemos cuando quieras que los que van allá arriba no creo que sean mejores, los santurrones son insoportables. Deberíamos dejarlos por acá nomás, junto con los abogados.
Rieron, uno más contento que el otro. Solo que ninguno de los dos sabia cual de ellos lo era.

34 comentarios:

  1. Qué bueno, Walter, sabes cómo sorprender al lector.

    En este relato has dicho grandes verdades.
    Me quedo con lo de escalar y caer, ilustra perfectamente algo que llevo queriendo decirle a alguien que está todo el día falsamente optimista :)

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Verónica, intenté crear algo que solo sale de mi mente. Si crees que es verdad, pués bienvenido sea.
      No dejes de decirle a ese alguien que apoye los pies a la tierra, ser un poco pesimista no está mal; es la realidad. Tampoco exagerar no? todos los extremos son malos.
      Besos

      Eliminar
  2. muy bueno. Sorprende, atrapa y nos guias hasta el final.
    saludos y gracias por pasar por mi blog
    Carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu visita... (no se como decirte ya que sos innombrable). Ahí ví. Gracias Carlos.
      Seguiré pasando por el tuyo.
      Abrazo

      Eliminar
    2. Si, ya vi que anduviste por allá.
      Yo te sigo leyendo.
      Saludos
      Carlos

      Eliminar
    3. Ando con el tiempo muy ajustado, entre el laburo, la política y la familia trato de hacer malabares. Prometo ponerme al tanto con la lectura y los comentarios.
      Abrazos.-

      Eliminar
  3. Los santurrones son trampas de los demonios.
    Los abogados son los que las ponen.

    Saludos y gracias.

    ResponderEliminar
  4. Muy bueno, Walter!!! Excelente diálogo entre estos dos que se "confunden" el uno con el otro (por lo menos eso es lo que creo cada día más) Un texto para sonreír y reflexionar. Y esa propuesta me gusta mucho cuando se logra de manera tan amena. Felicitaciones, mi amigo! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Bee, vivimos en esa confusión tratando de desenmascarar a uno y al otro.
      Besos
      :)

      Eliminar
  5. Genial , te mando un aplauso. Final sorpresivo, conversaciones entre el cielo y el infierno. 1 beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Laira, supungo que de vez en cuando deben conversar.
      Besos

      Eliminar
  6. Dejando a parte los factores climáticos, determinantes, me quedo con el cielo. Pienso que en el infierno me agobiaría por la enorme densidad demográfica en un sitio tan angosto y oscuro. Sin intimidad.
    Para una estancia prolongada me quedo con cielo, tal vez me aburriría a veces, pero a cambio podría respirar aire limpio, retirarme en soledad y obtener los efectos beniciosos de la luz. Es que aprecio los lugares tranquilos.

    Saludos Walter!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo de poder elegir, haría lo mismo que vos. Además sufro con el calor del verano y las nubes deben ser bastante comodas para estar tirado mirando las estrellas.
      Saludos mi amigo y gracias.

      Eliminar
  7. ¡¡Buenísimo Walter!!
    El final lo más sorprendente.¡¡Qué bueno!!
    Besos.

    ResponderEliminar
  8. ocurrente, divertido, confuso..en fin, atractivo y con un buen sabor a café frío. Si mantenés el nivel, volveré seguro. Ah, tranquilo que no soy abogado y mi psiquiatra ya me abandonó desesperado.

    un abrazo desde el más allá..)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Astaghfirullah, la verdad odio el café frío pero más de una vez he tomado uno. Trataré de mantener y mejorar el nivel mi amigo.
      Necesitamos abogados y psiquiatras, siempre.
      Abrazo del más acá.-

      Eliminar
  9. Muy bueno!! Un dialogo apasionante entre dos que solo tienen en comun el vivir;–Cada uno lo ve como lo vive. Vos escalas porque vivís abajo, yo caigo.

    un abraxo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Marilyn, el diálogo salió como un chorro de café.
      Abrazos.-

      Eliminar
  10. Quizás no se trate de dos, sino uno solo y no lo sepa. Cielo o infierno, todo está en nosotros, todo está en nuestro mirar y sentir.
    Excelente Walter, un diálogo realmente bueno.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La dualidad de uno, quizá su alter ego que aflora ó separa.
      Gracias MJ.
      Besos.-

      Eliminar
  11. La vida es como un abismo lleno de cosas que se instalan en un tiempo en particular, pero nada detiene la caída. Me gusto esa frase la llevare a uno de mis blogs http://frasesbonitasparatodomomento.blogspot.com/.

    ResponderEliminar
  12. La vida es así de rara

    tu blog me gusta!:) esta muy bien

    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te guste, espero seguir así.
      Besos.-

      Eliminar
  13. Un diálogo profundo. Y cuanta certeza en el detalle que expresas, cuando a veces hablar con un amigo es mejor que hablar con un psicoanalista. Me gustó ^^
    Bsos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Más profundo si el muchacho del tridente lo invitaba a su casa ;)
      Besos Kayla

      Eliminar
  14. Hola Walter, yo haré inacpié en el silencio mencionado en tu relato... los silencios dicen a gritos muchas cosas, más de las que imaginamos.
    Me gustó leerte, te dejo un fuerte abrazo.

    ´´´¶¶¶¶¶¶´´´´´´¶¶¶¶¶¶
    ´´¶´´´´´´´´¶´´¶´´´´´´´´ ¶
    ´¶´´´´´´´´´´¶¶´´´´´´´´´´ ¶
    ¶´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´ ¶
    ¶´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´ ¶
    ¶´´´´´´´´´´´´´´´´´´¶¶¶¶¶¶´´´´´´¶¶¶¶¶¶
    ´¶´´´´´´´´´´´´´´´¶´´´´´´´´ ¶´´ ¶´´´´´´´¶
    ´´´¶´´´´´´´´´´´´¶´´´´´´´´´ ´¶¶´´´´´´´´´´¶
    ´´´´´¶´´´´´´´´´¶´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´ ¶
    ´´´´´´´¶´´´´´´´¶´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´ ¶
    ´´´´´´´´´¶´´´´´¶´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´ ¶
    ´´´´´´´´´´´¶´´¶´¶´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´ ¶
    ´´´´´´´´´´´´¶¶´´`´¶´´´´´´´´´´´´´´´´´´ ¶
    ´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´¶´´´´´´´´´´´´´´ ¶
    ´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´¶´´´´´´´´´´ ¶
    ´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´¶´´´´´´ ¶
    ´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´¶´´¶
    ´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´¶¶
    BUEN FIN DE SEMANA!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gustan los silencios, muchas veces son ensordecedores.
      Espero hayas tenido un buen fin de semana.-

      Eliminar
  15. Buenísimo. Excelente estructura de los diálogos, lo que hace que el lector quede "prendido" de ellos hasta el final. Me sacó varias sonrisas...
    ¡Saludos, Walter!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Juanito... a ellos se les nota la sonrisa forzada. Me parece a mi...

      Eliminar

Dejame tus sensaciones que me ayudan a mejorar
:)