jueves, 23 de agosto de 2012

Frío Plato


Sintió como abrían el lugar donde los tenían cautivos desde hacía varios meses ya, sus otros 19 compañeros se apretujaban lo más posible para darse ánimos a pesar del poco espacio con el que contaban.
Tiraron de él para sacarlo, sabía que su hora había llegado.
La llama le quemó el otro extremo y el ardor comenzó a subir, solo le quedaban 5 minutos de vida. Pero al menos sabía, como los que vendrían detrás de él, que el fumar es perjudicial para la salud.

7 comentarios:

  1. jeje!! Lo siento, no he podido evitar sonreír, no me esperaba ese final. Buenísimo de verdad.
    Un beso Walter

    ResponderEliminar
  2. Me encantan los micros. Que buen final!!! No imaginé un cigarrillo...

    Saludos, Walter, buen domingo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Luna, un placer que siempre que andes por acá

      Eliminar
  3. Muy original Walter,
    la breve vida de un cigarrillo en cuanto ve la luz, jaja

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ni bien se aparece la llama del encendedor jaja.
      Gracias Zavala por pasar y quedarte.-

      Eliminar
  4. Suspenso del mejor en un microcuento de los buenos. ¡Qué final!
    Me encantó, Walter.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar

Dejame tus sensaciones que me ayudan a mejorar
:)